3 Diferencias Psicológicas Entre el Trading de Práctica y el Real

La mayoría de traders han utilizado la cuenta de demostración en algún momento de sus vidas. Algunos solo quería probar antes de invertir fondos reales, otros querían poner a prueba ciertas estrategias y mejorar sus habilidades de trading. Normalmente animamos a los traders a operar en la cuenta real, aunque mucha gente encuentra difícil replicar sus resultados de trading en la real cuando finalmente cambian. Las diferencias psicológicas entre las dos cuentas pueden ser dos de las razones principales.

1. Dinero real significa emociones reales

Cuando no hay dinero real en juego, estás más calmado y eres más sensato, no importar si logras grandes ganancias o te enfrentas a grandes pérdidas. Sin embargo, cuando se cambia a la cuenta real, ya no estás poniendo en riesgo efímeros fondos de demostración, es tu verdadero dinero el que está en juego. Resulta, que esto es más que suficiente para poner a cualquier nervioso y  hacer que sus resultados al operar, sean menos consistentes.

Probablemente ya has oído hablar de que liberarse de las emociones es esencial en el camino hacia convertirse en un trader de éxito. Sin embargo, es imposible para el ser humano medio liberarse de TODAS sus emociones. Las emociones en el trading llevan a tomar malas decisiones y obtener resultados poco óptimos.

2. No hay riesgo involucrado al operar en la demo

Como ya hemos mencionado, tu dinero no está en riesgo cuando trabajas con la cuenta de demostración. No importa cuanto ganes o pierdas, tu balance sigue siendo un número que ves en pantalla.

Cuando finalmente cambias a la cuenta real, sin embargo, puedes encontrarte en una situación en la que tengas miedo de hacer el movimiento correcto — realizar la operación cuando es el momento apropiado o gestionar pérdidas si es necesario — por miedo a perder dinero. Los errores ocurren, aunque en la cuenta de demostración no importan tanto.

3. Perpetuando malos hábitos al operar

Es mucho más fácil caer víctima de tus malos hábitos cuando trabajas en una cuenta real. De nuevo, no tienes tanta implicación emocional cuando trabajas en la demo. Por eso mismo, es más difícil mantenerte sereno cuando tu dinero está en juego. Puede que te encuentres a ti mismo repitiendo los mismos errores que ya has cometido más de una vez: desplazando el ‘stop loss’ cuando claramente debería haber permanecido quieto, olvidando tu estrategia o cambiando el plan de trading en el medio de una operación.

¿Qué hacer?

Ahora viene la parte más importante. ¿Qué debes hacer para compensar las diferencias entre los dos tipos de cuentas? La solución implica un poco más de ejercicio mental, pero es del todo factible. Intenta copiar el estado mental que tienes cuando operas en la demo: céntrate en el proceso, no en el resultado. Cuando abras una operación, hazlo en el momento adecuado y evita cometer errores que podrían no haber ocurrido. De esta forma, verás que es más fácil erradicar los comportamientos no deseados a lo largo del tiempo.

Un comentario sobre “3 Diferencias Psicológicas Entre el Trading de Práctica y el Real

  1. José dice:

    Excelente tu pagina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *